GUILLERMO PARDO / El grupo Inditex pondrá en marcha en el período 2016-2020 un nuevo plan estratégico medioambiental con el que apuesta por el reciclaje de prendas de vestir, zapatos y complementos.

Los artículos usados, sean de la marca que sean, podrán depositarse en los contenedores instalados en las tiendas de la compañía, que promueve esta iniciativa en compañía de organizaciones sin ánimo de lucro, pero también con otras que, como H&M, son competidoras comerciales.

Este plan se esboza en la carta del presidente de Inditex, Pablo Isla, a los inversores del grupo y que forma parte de la presentación de la Memoria Anual 2015 de la primera empresa textil del mundo.

La iniciativa de Inditex nace en el 2011

Se trata, en realidad, de la segunda fase de una ambiciosa iniciativa que se inició en el año 2011, y cuya primera culminó en el pasado 2015 con la aplicación de “una política activa de reciclaje en todas las áreas, el impulso a la fabricación de prendas con materias primas sostenibles, o la implantación de tiendas, sedes y centros logísticos ecoeficientes”.

Sobre esa base, el presidente de Inditex señala: “Este año ponemos en marcha un nuevo plan estratégico medioambiental 2016-2020 que profundiza en su modelo de economía circular, incorporando nuevas acciones en todas las fases de producción, desde el análisis de materias primas hasta el reciclaje final de las prendas”.

Este plan estratégico de la matriz de firmas como Zara o Massimo Dutti parte del compromiso social y medioambiental de la empresa en apartados como la fabricación de productos y su posterior tratamiento tanto desde el punto de vista residual como del reciclaje.

“Closing the loop” desde la perspectiva de H&M / modaes.es

La segunda fase del programa avanza en términos más ambiciosos, sostiene Pablo Isla en la citada carta: “Uno de los proyectos más relevantes consiste en la gestión de los residuos de los productos con la implantación de sistemas que permitan la reutilización y el reciclaje de nuestras prendas colaborando con entidades sociales”.

La apuesta de Inditex por una estrategia de reciclaje se basa en un enfoque de economía circular que permita mejorar la sostenibilidad de sus productos y operaciones, cuya puesta en práctica se refleja en proyectos como “Closing the loop”, con el que se pretende cerrar el círculo de vida útil de prendas y complementos.

Un programa piloto en cinco países

Creado en 2015, este programa tiene por objetivo promover la reutilización y el reciclaje de las prendas de Inditex, en colaboración con entidades sociales, compañías de reciclaje, fabricantes textiles y tecnológicas.

Comenzó con un piloto en 37 tiendas de Zara en cinco países (España, Reino Unido, Holanda, Dinamarca y Suecia), que recogen prendas, calzado y accesorios que son donados a entidades no lucrativas como Cáritas o Cruz Roja.

En 2015 se recogieron 5,7 toneladas en las tiendas y 37 toneladas en los centros logísticos y en las oficinas. Además, Inditex ha continuado colaborando con organizaciones con fines sociales como Roba Amiga, Asociación de Desarrollo Comercio Alternativo y Microcrédito (ADCAM) y A Puntadas, según recoge la empresa en la página de su web en la que explica e informa de su política sostenible.

Firmas como H&M comparten la filosofía del programa “Closing de loop”. La compañía sueca afirma que el 95% de las prendas que acaban en la basura podrían reciclarse.

No hay constancia de cuántas prendas podría reciclar Inditex, que el año pasado puso en el mercado 1.177 millones de unidades.